Un adiós entonando el Himno de Arica para Leonel Ponce Carvajal

Comparte en tus Redes

Aunque es un lugar común decir que solo muere lo que se olvida, contiene una importante dosis de verdad. Por eso he querido rescatar el nombre de Leonel Ponce Carvajal, que muchos tal vez no conozcan.

Rescato su nombre porque se trata de un hombre que no siendo ariqueño de nacimiento amó a Arica. Trabajó en el Diario La Concordia y luego se trasladó a Antofagasta siempre ligado a las empresas periodísticas, para volver en 1976 a ser parte del nacimiento de lo que hoy es La Estrella de Arica, desempeñándose como jefe de compaginación.

Alegre, de saludo cordial y sonrisa permanente, amigo de sus amigos y preocupado de su comunidad llegó a ser un histórico dirigente de la Villa Pedro Lagos, ocupando el cargo de presidente. En éste aspecto, reconocemos su mérito como principal gestor en la construcción del Gimnasio Villa Pedro Lagos (actual Epicentro II), .

El pasado 2 de agosto falleció en Santiago, lejos de la tierra que lo adoptó como uno de los suyos, tras lidiar con una grave enfermedad. Pese a todo, se fue agradecido de la vida, que vivió intensamente.

En su responso se escucharon los acordes inmortales del Himno de Arica que él, con pasión, tantas veces entonó. Solo unos pocos cantaron la letra de Pedro Ariel Olea, emocionando a quienes lo acompañaron en su despedida. Un digno adiós para un buen dirigente, una mejor persona y un ariqueño de corazón que recordamos con aprecio y respeto, para que no sea olvidado.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *