Cambio del Rodoviario

Comparte en tus Redes

Diversas voces proponen alternativas para cambiar el terminal rodoviario y el terminal internacional desde su actual ubicación. En ello, pareciera haber cierto consenso, porque además de liberar a la avenida Diego Portales de su actual flujo vehicular, permitiría recuperar una gran superficie, que junto a los terrenos YPFB y el mejoramiento y limpieza del lecho del río San José, generaría las condiciones para reformular y rediseñar el uso de esa importante arteria.

Las autoridades han planteado un terminal integrado que estaría emplazado en el sector Coraceros.

Lo de integrado suena bien, sin embargo, esa opción no considera que, de los miles de viajes en vehículos , un número de entre 6 y 8 mil viajes se dirige preferentemente hacia Tacna, y otro volumen igual de relevante se dirige hacia el sur del país.

Es decir, con un solo terminal en la zona sur, la mayoría de esos viajes deberían atravesar toda la ciudad, colapsando rotondas y otras avenidas, lo que equivaldría a desvestir un santo para vestir otro.

Lo razonable sería, en mi opinión, tener dos terminales: uno en la zona sur de la ciudad, que podría ser en el sector Coraceros, para los viajes hacia el sur del país y otro, en una localización que podría ser Punta Condori, desde donde puedan salir los viajes internacionales al norte, con destino a los países vecinos.

Lo importante es que la definición de estos temas no sea solo técnica y considere la opinión de los principales actores públicos y privados, así como de la comunidad, de manera que la resolución final deje satisfechos a todos y permita que los beneficios del desarrollo sean permanentes y compartidos y no debamos estarlos revisando a poco andar, por los inevitables impactos no deseados, que no hayan sido oportunamente considerados.

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *