Caleta Camarones va en búsqueda de fomento productivo y turismo.

Comparte en tus Redes

Caleta Camarones está en una desviación pasando Cuya de norte a sur. Al girar a la izquierda te encuentras con la calle central de la caleta y a la derecha el mar.

Son 25 familias, las que viven ahí de forma permanente. Y todas y todos los que asisten al encuentro están relacionados con el mar por generaciones. Han vivido allí desde muy jóvenes y esperan poder morir allí con una mejor calidad de vida, que la que tienen ahora.

Tienen luz 3 horas al día, sus calles aún no están pavimentadas y no saben si la tierra que habitan podrá ser de ellos o no. Pero ahí hacen patria y ven crecer a sus hijos e hijas junto al mar.

Tienen muchas demandas y se sienten poco escuchados. El diputado Luis Rocafull los oyó y se comprometió en ciertos puntos para comenzar el camino que necesitan iniciar.

«El haber escuchado a las personas que viven acá, que viven de la pesca, que tienen que luchar el día a día, vender sus productos, convivir con las demandas y necesidades de sus niños, el colegio, las distancias, valió la pena. Fue una valiosa reunión», afirmó el diputado.

Estaba presente la mayoría de la comunidad. Y dirigentes y dirigentas de sindicatos que representan a buzos/as, mariscadores/as y pescadores/as artesanales con sus hijos e hijas.

En la sede de la caleta se plantearon necesidades en educación, conectividad, iluminación, movilización y situación de las tierras donde viven. Y sus preocupaciones y esperanzas en torno a la pesca: como la ley de pesca, ley de caletas, regularización de embarcaciones, control de población del lobo marino, turismo, embarcaciones industriales, fiscalización, fomento productivo, proyectos e iniciativas comunitarias.

Algunas de estas preocupaciones fueron respondidas por Christian De la Barra, Director Regional del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura de Arica y Parinacota (SERNAPESCA), quien también estuvo presente en el encuentro.

Por su parte el diputado Luis Rocafull concluyó que «se pueden hacer hartas cosas y hemos asumido un compromiso.

En primer lugar averiguar cuál es el camino para poder resolver, definitivamente, el tema de un terreno para que puedan construir sus viviendas y saber cómo podemos aplicar acá la ley de caletas, para que ellos puedan proyectarse económicamente.

Ha sido una reunión fructífera y nos vamos con el compromiso de llegar a fines de agosto con algunas propuestas para iniciar un camino que tenga que ver con la prosperidad y con mejorar las condiciones de las personas que viven en Caleta Camarones», finalizó el diputado al dejar la caleta.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *