Bancada PS propone que el 90% efectivo de las familias más vulnerables del país queden protegidas con una Renta Básica de Emergencia

Comparte en tus Redes

Los diputados y diputadas del PS, junto al resto de las bancadas de oposición, concordaron exigir al Gobierno una Renta Básica de Emergencia, que beneficie al 90% efectivo de las familias más vulnerables del país, de acuerdo al actual Registro Social de Hogares, para hacer frente a las consecuencias económicas que está viviendo Chile, producto de la pandemia del Coivd-19.

Para el Jefe de la Bancada del PS, diputado Luis Rocafull, «esta propuesta que hemos construido como oposición, es fruto del trabajo colectivo para enfrentar la actual situación de crisis socioeconómica y sanitaria que vivimos, y que la serie de proyecto que el Ejecutivo ha ingresado al parlamento no logra hacerse cargo, ni da soluciones concretas y reales al universo del 90% efectivo de las familias más vulnerables del país».

El proyecto de Renta Básica de Emergencia, que se construyó entre los equipos técnicos legislativos de la oposición, plantea en su esencia proteger la subsistencia de hogares que habitualmente no requieren mayor apoyo por parte del Estado, trabajadores a honorarios, dueñas de casa, pensionados que trabajan, pequeños empresarios, pescadores artesanales, jornaleros y temporeros, entre otros.

Al ser consultado sobre esta propuesta de la oposición, el diputado socialista, Luis Rocafull explicó que «este beneficio consiste en la entrega de un monto a las familias pertenecientes del 90% efectivo más vulnerable, que complemente sus ingresos y garantice que todas ellas tengan ingresos sobre la línea de la pobreza, por un período de 4 meses», afirmó. El objetivo es que el beneficio llegue al 90% efectivo de los hogares más vulnerables en el actual Registro Social de Hogares y difiere de la propuesta del ejecutivo, que llegando potencialmente a este 90%, luego crea un instrumento paralelo de medición socioeconómica donde realiza el corte el el 60%.

Además, detalló que «podrán ser beneficiarios aquellas familias del 90% según el actual Registro Social de Hogares, más vulnerable que reportan ingresos mayoritariamente informales o, en el caso de las familias con ingresos formales, todas aquellas que estén bajo la línea de la pobreza. Esto significa aumentar la cobertura inicial propuesta por el Ejecutivo . Además de incorporar a quienes tienen ingresos formales, pero que aún están por debajo de la línea de la pobreza, para llevarlos al menos a esa línea y así asegurar una protección a la clase media», concluyó el parlamentario socialista.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *